Metafísica de los tubos

Hay escritores endiosados y hay escritores divinos, pero sólo una nació siendo Dios. Tiene nombre de mujer, orejas de mujer y dedos de mujer, y con éstos últimos firma sus libros utilizando nombre de mujer, gracias a Dios, es decir, gracias a ella misma. Amélie Nothomb es una escritora de origen belga que pasó sus primeros años de vida en Japón. Allí, aparte de hacer las cosas que haría un Dios omnipotente y goloso, se empapó de agua y de cultura oriental, y les pilló el gusto. Esto se refleja en Metafísica de los tubos, una obra nítida y serena que narra los inicios de una vida. Su prosa fluye y parece fácil, como lo parecen las más difíciles prosas, las más trabajadas. El don de Amélie es herencia de una literatura humilde que siempre ha buscado la austeridad. Y la propia Amélie es ingenio, descaro y de una franqueza que enamora.

12 vistas0 comentarios
  • Instagram

@edicioneshendere

El contenido de esta página está sujeto a derechos de autor.